Saturday, May 17, 2008

Zona de Transición (entre los ríos Maule y Bío -Bío)



Entre las bioregiones de clima mediterráneo y de los bosques húmedo-templados, existe una Zona de Transición que se extiende entre las regiones Séptima y Octava, ocupando principalmente las cuencas fluviales de los ríos Maule y Bío-Bío y cuya vegetación presenta una alta diversidad biológica. Contiene, además, una cantidad importante de especies endémicas.

En la cuenca del Maule la vegetación natural está dominada por los Notofagos que pierden su follaje durante el invierno, como el hualo o roble Maulino (Nothofagus glauca), combinado con el roble pellín o hualle (Nothofagus obliqua). Esta región forestal tiene gran importancia florística, debido a la presencia de varias especies endémicas, entre las que sobresalen el queule (Gomortega keule), una especie monotípica, de carácter muy primitivo que habita los bosques de la Cordillera de la Costa, con su estado de conservación muy menoscabado, especialmente por los cambios profundos de origen antrópico que han sufrido los ecosistemas naturales, mayormente transformados en grandes plantaciones industriales de especies exóticas como pino y eucalipto. Otras especies notables de la región del Maule son el ruil (Nothofagus alessandrii) y el hualo (Nothofagus leonii).

La hoya del Bío- Bío es la tercera más grande de Chile (luego de la del río Loa y del Baker) y abarca una superficie de más de 24.000 Km2. Debido a su ubicación privilegiada, en la zona de transición los bosques nativos presentan una interesante diversidad. Está formado por una rica asociación de árboles siempreverdes, tanto de origen mediterráneo como especies del bosque sureño, como boldo, peumo, olivillo, canelo y petra. Destacan las asociaciones de coigüe, de roble, raulí, de mañío de hojas largas, de lenga y ñirre, de ciprés de la cordillera. También florestas mixtas de peumo, laurel, tepa, avellano y los hermosos bosques de araucarias, cuyas siluetas se recortan en las crestas de las montañas y se reflejan en las aguas de prístinas lagunas.


Bosques Húmedos Templados (entre el río Bío-Bío y Palena)


La región de los bosques húmedo-templados se desarrolla desde el río Bío Bío (38º lat. S) al sur, ocupando principalmente las regiones de La Araucanía y de los Lagos. Se caracteriza por tener una alta disponibilidad de aguas, con precipitaciones de mínimos 2.000 mm anuales, distribuidas durante todo el año, con un reducido período seco y sin temperaturas extremas.


Bosque Valdiviano

Es una abigarrada selva húmeda, de composición muy variada, en la que predominan los árboles siempreverdes como coigüe (Nothofagus dombeyi), ulmo (Eucriphya cordifolia), tepa y laurel (Laurelia philippiana y L. sempervirens), olivillo (Aextoxicon punctatum), lingue (Persea lingue), tineo (Weinmannia trichosperma), avellano (Gevuina avellana), canelo (Drimys winteri). También contiene coníferas como el mañío (Saxe-Gothaea conspicua) y el mañío macho (Podocarpus nubigena). La selva valdiviana puede contener además algunos árboles de hojas caducas, como el roble (Nothofagus obliqua) y el raulí (Nothofagus alpina).

Bosques de Coníferas

Entre los tipos forestales de hojas siempreverdes están aquellos compuestos principalmente por Coníferas, como los piñonares o bosques de araucaria, los alerzales y los cipresales, donde domina el ciprés de las Guaytecas.

Bosque de Araucarias

Su distribución geográfica abarca las cordilleras de las regiones VIII y IX, entre los 900 y los 1.700 m.s.n.m.

Alerzal (Fitzroya cupressoides)

Sólo en las cordilleras (tanto en la de Los Andes como en la de La Costa) crecen los alerces. Antiguamente también se desarrollaban en el Valle Central, en el área entre Puerto Montt y Puerto Varas.

Bosques de Ciprés de las Guaytecas (Pilgerodendron uviferum)

Principalmente en las islas y en costas continentales en las Regiones X y XI.

Ñadis

Bosques que se desarrollan en áreas planas muy húmedas, conformados por canelo (Drimys winteri), fuinque (Lomatia ferruginea), notro (Embothrium coccineum), Mirtáceas y muchas especies de plantas acompañantes.

Tepuales (Tepualia stipularis)

Lugares pantanosos son preferidos por el tepú.

Bosques Chilotes

Selvas intrincadas compuestas principalmente de canelo, tineo, tepa, coigüe de Chiloé (Nothofagus nitida), coigüe de Magallanes (Nothofagus betuloides) y otros.

Bosque de Lenga (Nothofagus pumilio)

Conformados principalmente por esta especie caducifolia , que se desarrollan principalmente en las alturas andinas.


Patagonia

Al sur del paralelo 43º la Cordillera de Los Andes se vuelve más baja que en el resto del país y se va ensanchando, para cubrir casi todo el territorio nacional continental, generándose una topografía irregular, caracterizada por montañas cubiertas de nevados y glaciares que muchas veces caen directamente al mar. Los volcanes representan las cumbres más destacadas: Hornopirén (1.572 m) y Michimahuida (2.404 m).

En la bio-región patagónica se encuentran varios tipos vegetacionales: bosques y praderas constituyen las formaciones más características. Existe además un tipo de vegetación de altura, conformado por arbustos achaparrados, hierbas, musgos y líquenes y, en algunas islas, las turberas, compuestas principalmente por densos musgos que crecen en un sustrato pantanoso. En las extensas estepas patagónicas se desarrollan coirones, arbustos en cojines y hierbas.

Predominan los bosques de Nothofagos de hoja caduca: lenga (Nothofagus pumilio) y ñirre (N. antártica), ambos de crecimiento bastante achaparrado. Hacia el sur de la bio-región, va bajando el área de dispersión de estos tipos forestales, hasta llegar al nivel del mar, como en Magallanes y Tierra del Fuego, donde lenga y ñirre forman bosques densos de corpulentos árboles de gran frondosidad. El tipo forestal lenga es el que tiene mayor distribución latitudinal en Chile, reflejando su gran adaptabilidad a las más variadas condiciones de sustrato y precipitaciones.

Los bosques siempreverdes, ricos en especies, son abundantes especialmente en las zonas costeras. En el litoral abunda también el ciprés de las Guaitecas, especie que ha sido sobre-explotada por su excelente madera, la que es prácticamente imputrescible. En los valles más australes de la bio-región, domina el paisaje el coigüe de Magallanes (Nothofagus betuloides).

No comments: